Arroz Moros y Cristianos

42106b Esta es mi versión vegetariana del famoso plato cubano «Moros y cristianos» (arroz con frijoles negros). Otros nombres para los frijoles: fríjoles, alubias, habas o habichuelas. Este plato no es igual al arroz congrí con el cual muchos lo confunden. Aquí no hay nada de chorizos ni de tocino ni de vinagre pero el sabor es riquísimo. El arroz integral es un cereal de gran valor nutritivo y los frijoles negros tienen un alto contenido de proteína, carbohidratos y minerales, poco contenido en lípidos, aunque es rico en ácido linoléico y su aporte calórico es relativamene bajo. Los frijoles ayudan a bajar el colesterol.

Ingredientes

1 1/2 tazas de frijoles negros secos 1/4 taza de aceite de oliva

2 ½ tazas de cebolla blanca cortada en cubitos 2 ½ tazas de pimientos verdes sin semillas, cortados en cubitos 6 dientes de ajo machacados 3 cucharaditas de comino

1 cucharadita de perejil picado

1 cucharadita de orégano 1 hoja de laurel 2 tomates 2 cucharaditas de sal (o al gusto)

1/2 de la cucharadita de pimienta 4 tazas de caldo vegetal

3 tazas de arroz integral de grano largo Vino tinto Pimienta negra (Al gusto) Instrucciones Pele los tomates y el ajo. Deshoje el perejil. Píquelos cada uno por separado.

Los frijoles

  1. Es recomendable que los frijoles secos los deje remojados en agua la noche anterior, o durante varias horas.
  2. Cubra los frijoles (habichuelas) secos con cuatro tazas de agua en un caldero o cacerola de dos cuartos de galón.
  3. Cuando comience el agua a hervir, reduzca el calor al punto bajo, cúbralos y cocínelos por cerca de 40 a 50 minutos, hasta que el grano esté cocido.

El arroz

  1. Enjuague y cuele el arroz con agua fría hasta que el agua este clara.
  2. Póngalo en una olla (o caldero).
  3. Prepare un sofrito con el ajo, el pimiento y el perejil, añádale los tomates picados y por último el comino. Todo picado bien fino:
  4. Saltee la cebolla y el pimiento verde en el aceite de oliva hasta que la cebolla quede clara.
  5. Agregue el ajo y el perejil y saltee por otro minuto o dos.
  6. Agregue los tomates, los frijoles negros, el orégano, el comino, la hoja de laurel.
  7. Cocine por cerca de cinco minutos, revolviendo suavemente. Agregue el caldo vegetal y el arroz .
  8. Póngale sal y pimienta a gusto si fuese necesario.
  9. Cocínelo a fuego medo alto por 30 ó 20 minutos hasta que el arroz empiece a secarse. Cuando esté seco, tápelo y reduzca el fuego a temperatura media baja.
  10. Si los frijoles son enlatados (ojalá que no sea así) como ya vienen hervidas con agua y sal, debe dejarlo unos minutos para que tomen bien los sabores.
  11. Dos consejitos finales. Al final añada un chorrito de vino tinto y dejar al fuego un par de minutos más. Por último fría un ajo en el aceite de oliva y agréguelo al arroz por arriba para que se ponga brilloso. Esto también aumenta el sabor.
  12. Quite la hoja de laurel. Adorne con cilantro y aguacate partido en cubitos. Este plato se acostumbra comer con plátanos maduros fritos en aceite.

5 comentarios

  1. Johnny

    Estoy de acuerdo con lo de freir pero lamentablemente la comida criolla tiene este defecto y de vez en cuando un sofrito de productos naturales sin preservativos no esta del todo mal.

    No recomiendo usar enlatados por eso comenté entre paréntesis que esperaba que no fueran frijoles enlatados, No solo contienen los preservativos sino el sodio que hace tanto daño.

  2. A ver si se enteran de que el plato conocido como moros y cristianos no es ni de lejos cubano pues ya quisieran.

    Es un plato español que se remonta al siglo 12 cuando Cuba aún no se había descubierto Cuba, siglos más tarde se le añadió el arroz.

    A Cuba lo llevan los conquistadores españoles y por arraigo de nuestra cultura pueden pensar en Cuba que es un plato originario de allí nada más lejos de la realidad.

    Una anécdota es que su nombre de moros a las habichuelas, que por cierto es una palabra de origen morisca, se le dio por que por esos siglos los moros la cultivaban por casi toda España.

  3. Gracias por la corrección. Muy interesante la información.

  4. Antes que todo, tu receta se ve requetebuena, felicidades.
    Quisiera hacer hincapie en el origen de la receta, que si bien es cierto que el origen del nombre es español, es un plato tipico de latinoamerica, pues aunque el nombre es extrapolado de un plato ya conocido enh España antes del encuentro con tierras americanas(arroz con habichuelas), es en America donde los españoles encontraron los diversos frijoles, alubias (como querramos llamarles) a las cuales Colon las llamó fabes por asociacion con las habas, y donde se mazclaron por primera vez dichas habas con el arroz (llevado a America por los europeos.
    Con esto no pretendo en ningun momento menospreciar a la cocina española, pues sin ella la cocina cubana no fuera la que hoy conocemos, dicha cocina surge de la fusion de las cocinas aborigenes, españolas, africanas y del gran aporte de la asiatica entiendase china.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.