Cuando está demasiado salado

 

Nos ocurre a  veces. Se nos va la mano y le ponemos demasiada sal a lo que estamos cocinando. ¿Cómo resolverlo?

Si es un líquido, la solución es agregar una papa  a la preparación o un pedazo de pan.



Cualquiera de estos dos elementos absorberá toda la sal y finalmente sólo deberás quitarlos antes de servir el plato.

Si se trata de salsas crudas  – como una vinagreta, por ejemplo – intenta agregándole un poco más de orégano y verás que la podrás salvar.

Lo mejor es usar sal vegetal. Una de las más populares es la sal «Herbamare» porque condimenta, tiene una bajo nivel de sodio y no cambia el sabor de sus platos.

2 comentarios

  1. y si es una salsa que lleva tomate o puede llevar tomate, agregale un poco. El tomate admite mucha sal y sirve en ocasiones para solucionar un plato salado.
    un saludo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.