El aceite de oliva ayuda a reducir el riesgo de ataques cardiácos

 

 

Investigadores han encontrado que las personas mayores que consumen aceite de oliva tienen menos probabilidades de ataques al corazón.

En un reciente estudio realizado en Francia, 7.625 participantes de 65 años de edad que no tenían un historial de ataques al corazón, mostraron tener un promedio de 41% menos posibilidades de riesgo por que ingerían aceite de oliva con regularidad al cocinar o en la preparación de las ensaladas.

Cecilia Samieri, PhD, de la Université de Burdeos en Francia, analizó los residentes que viven en las tres áreas de las ciudades de: Burdeos, Dijon y Montpellier y encontró que el 22,8% de los participantes indicaron que no usaban aceite de oliva, el 40% informó un uso moderado y el 37,2% reportó un uso intensivo.

Cinco años más tarde, los resultados mostraron que 148 de estas persona tuvieron ataques al corazón pero aquellos que informaron ser «usuarios intensivos» del aceite de oliva tuvieron un riesgo menor (73% de posibilidades) que aquellos que lo consumieron en menor cantidad.

Estudios previos han demostrado que el aceite de oliva tiene un efecto positivo en otras áreas problemáticas tales como la diabetes, la hipertensión arterial, los perfiles lípidos, la enfermedad arterial coronaria y la obesidad.

Sin embargo, al igual que en todos los estudios, hay detractores que sostienen que hay que hacer una mayor investigación antes de comprometerse con los resultados. El Dr. Nikolaos Scarmeas de la Columbia University Medical Center señaló que es necesario realizar otros estudios aleatorios para asegurarse del verdadero beneficio del aceite de oliva.

La población del Mediterráneo y de la comunidad vegetariana, en general, han disfrutado de los beneficios de esta grasa monoinsaturada durante millones de años. Es sólo ahora que el resto del mundo la está descubriendo.

 

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.