Estudio confirma dieta que puede curar el colesterol alto

Investigadores canadienses informaron que una dieta basada en plantas, frutos secos y cereales ricos en fibra reduce el colesterol «malo» más que una dieta baja en grasa saturada que también es vegetariana.

Los resultados mostraron que la caída de la lipoproteína de baja densidad, o colesterol LDL, fue lo suficientemente grande para considerar esta dieta como una alternativa a los medicamentos con estatinas que regularmente se prescriben.

El autor del estudio fue el doctor David Jenkins, de la Universidad de Toronto. Jenkins y sus colegas querían ver el efecto que una dieta basada en plantas podía tener para reducir el colesterol. Los hallazgos fueron publicados en el «Journal of the American Medical Association».

Al azar, dividieron 351 canadienses con el colesterol alto en tres grupos. Un grupo recibió asesoramiento nutricional para usar, por seis meses, una dieta baja en grasas saturadas.

Los dietistas ayudaron a los participantes de los otros dos grupos,a consumir una dieta saludable para reducir el colesterol con alimentos como la leche de soya, el tofu, las nueces, la avena, los guisantes y los frijoles. Todas las dietas eran vegetarianas.

Después de seis meses, observaron en la gente con la dieta baja en grasa saturada, una disminución promedio en el colesterol LDL, de 8 miligramos por decilitro (mg/dL). Eso compara con la gran reducción de 24 mg/dL y 26 mg/dl que disminuyeron los participantes con la dieta de plantas para bajar el colesterol. (El promedio inicial de LDL fue de 170 mg / dl. Un número de 160 mg/dL o más es considerado alto.)

Los voluntarios del grupo para reducir el colesterol se animaron a consumir alrededor de un gramo de esteroles de plantas en una margarina enriquecida por cada 1.000 calorías de alimentos que consumían, así como unos 10 gramos de fibra en forma de avena, cebada y psyllium, 22,5 gramos de proteína de soja y 22,5 gramos de nueces, por cada 1.000 calorías.

Uno de cada cinco de los participantes se retiraron antes de los seis meses completos, e incluso los que se quedaron les costó mucho respetar en todo momento los planes de dieta. Pero, muchos vieron los beneficios en sus niveles de colesterol.

Todos los que participaron en el estudio dejaron de tomar medicamentos durante la intervención dietética.

¿Vale la pena cambiar los medicamentos?

Una gran cantidad de personas creen que pueden comer los alimentos ricos en grasa porque están en medicación y las estatinas se encargan de la grasa. Pero las investigaciones muestran lo contrario.

Los investigadores concluyeron que si usted desea sentarse en un sofá con un paquete de seis latas de cerveza y un plato con alas de pollo y ver a otras personas haciendo ejercicio y está muy decidido a no hacer nada, entonces necesita medicamentos.

Para aquellos que les gusta la idea de cambiar su dieta en lugar de tomar medicamentos, esta es una opción razonable. Para otros que no están interesados ​​en ajustar sus hábitos alimenticios puede ser más adecuado, para la supervivencia, el uso de los medicamentos con estatinas.

Para otras personas, la genética o el colesterol alto puede significar que la dieta no sea lo suficiente para obtener LDL a un nivel saludable sin el uso de medicamentos con estatinas. Consulte a su médico.

Los investigadores también recomiendan que los médicos deben alentar a sus pacientes con colesterol alto,si están interesados, a intentar cambios en la dieta.

Un par de visitas a un especialista en nutrición puede ser suficiente para que los pacientes motivados hagan el cambio a una dieta más alta en fibra a base de plantas.

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.