La carne nos está matando

Un nuevo documental que está presentándose en cines de EE UU afirma que la mayoría, si no todas, las enfermedades degenerativas que nos afligen se pueden controlar, o incluso revertirse, si rechazamos nuestro presente menú de carne y alimentos procesados.

«Forks Over Knives» (Tenedores en vez de cuchillos)
reta a una nación que gasta miles de millones de dólares al año en atención de la salud, a examinar las causas reales de nuestra precaria salud y cambiar a una dieta vegetariana.

La película no es negativa, sino que contiene un mensaje de esperanza. No usa tácticas de miedo para presentar el mensaje sino que se esfuerza en lograr un tono creíble e imparcial. Trata de dar a la gente la información para que puedan tomar decisiones verdaderamente informadas.

«Forks Over Knives» (Tenedores en vez de cuchillos) explora la relación entre la dieta y la enfermedad.

La película se centra en la investigación innovadora de T. Colin Campbell, PhD, y Esselstyn Caldwell, Jr., MD.

Ambos hombres fueron criados en granjas, donde aprendieron a reverenciar la leche como el «alimento perfecto de la naturaleza» pero, a través de años de investigación, descubrieron hechos alarmantes acerca de su relación con la enfermedad.

Cuando los dos finalmente se reunieron, la combinación de los datos científicos de Campbell con los ensayos clínicos de Esselstyn solidificaron su conclusión: la dieta americana estándar nos está matando.

El documental está basado en el popular libro de Campbell,llamado «El estudio de China».

Uno de los proverbios destacados de la película es: «Una cuarta parte de lo que comes te mantiene vivo; las otras tres cuartas partes mantienen con vida a tu médico».

La producción

El productor es Brian Wendel, un ex-ejecutivo del sector inmobiliario, que luego de leer el libro contrató a un talentoso equipo de producción y se dispuso a hacer «Forks Over Knives» (Tenedores sobre Cuchillos).

Desde que la producción de la película comenzó, hub cambios en los hábitos de comida del equipo de producción. Cada uno adoptó una dieta basada en vegetales, incluyendo el productor, el co-productor, y los internos.

Lee Fulkerson, escritor y director, se mostró al inicio reacio a unirse al proyecto. En ese momento, la dieta de Fulkerson consistía de varias bebidas energizantes y gaseosas, aproximadamente cuatro para el desayuno. Así pasaba sus agitados días, hasta la cena, cuando consumía una hamburguesa doble con queso, aros de cebolla, y un batido de chocolate. En un giro inesperado, Fulkerson se unió a la película con el «reality de pacientes», tratando de mejorar su propio bienestar.

Un «reality» interesante

El documental presenta las personalidades de los pacientes y ofrece una mirada íntima a la vida de Campbell guiando a los espectadores a través de la ciencia y la salud. El film cuenta historias, no es un documental de cabezas hablando.

Joey Aucoin, es otro paciente destacado que en la película, adopta una dieta basada en plantas. Joey tiene una larga lista de dolencias, incluyendo el colesterol alto (320 para ser exactos), diabetes tipo 2 y alto riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Su medicamentos le costaban alrededor de $200 al mes, además del costo de su seguro de salud. Al final, Aucoin perdió peso, bajó su colesterol, la presión arterial y el azúcar en la sangre, y con éxito abandonó los nueve medicamentos que estaba tomando.

El documental se está presentando desde otoño en ciudades de los EE.UU.

Recomendamos

The China Study: The Most Comprehensive Study of Nutrition Ever Conducted And the Startling Implications for Diet, Weight Loss, And Long-term Health

1 comentario

  1. carnes blancas en vez de rojas, los vegetales y cereales tienen muchas lectinas son peligrosas para las personas tambien sino se las sabe preparar ademas de los agrotoxicos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.