Las grasas monoinsaturadas aumentan el colesterol “bueno”

CANADA – Según indica un estudio las grasas monoinsaturadas que se encuentran en los aceites vegetales, frutos secos y el aguacate puede ayudar a impulsar los niveles de colesterol bueno cuando se añaden a una dieta.

Los resultados, de un estudio con 24 adultos que tenían el colesterol moderadamente alto, suman a la evidencia de que las grasas monoinsaturadas puede ser un ingrediente importante en una dieta gsaludable para el corazón.

La famosa dieta mediterránea – rica en grasas monoinsaturadas por el uso del aceite de oliva y los frutos secos, pero baja en grasas saturadas por la carne y productos lácteos – se ha relacionado con un menor riesgo de enfermedades del corazón.

Los ensayos clínicos también han sugerido que el consumo de estilo mediterráneo, puede reducir las probabilidades de desarrollar diabetes y síndrome metabólico, un conjunto de factores de riesgo de enfermedad cardiaca que incluye presión arterial elevada, obesidad abdominal y niveles bajos de colesterol HDL «bueno».

Para el nuevo estudio, publicado en el «Canadian Medical Association Journal», los investigadores probaron los efectos de la adición de grasas monoinsaturadas a una dieta vegetariana que había demostrado previamente reducir el colesterol LDL en adultos con niveles elevados.

El Dr. David Jenkins y sus colegas de la «Universidad de Toronto» y el «Hospital St. Michael’s» en Ontario, Canadá, pusieron a 24 pacientes con colesterol alto durante un mes en una dieta estándar baja en grasas saturadas prescrita para reducir el colesterol.

Luego, los participantes pasaron un mes en la dieta vegetariana, pero la mitad fueron asignados al azar para reemplazar el 13 por ciento de sus hidratos de carbono al día por grasas monoinsaturadas – en forma de aceite de girasol y, si querían, consumiendo aguacates.

Al final del mes, ambos grupos de dieta mostraron una reducción similar en el colesterol LDL, de alrededor de 20 por ciento. El total de reducción de LDL en los dos meses – en los que llevaron la dieta estándar y en los vegetarianos – fue de 35 por ciento en ambos grupos, comparable a los beneficios que se han visto con medicamentos de estatina para reducir el colesterol.

Sin embargo, los monoinsaturados en grasa también mostraron un aumento medio en el colesterol HDL de un 12 por ciento, mientras que el grupo de comparación no mostró cambios en general. El primer grupo también tuvo una reducción en los niveles de proteína C-reactiva, un marcador de la inflamación en los vasos sanguíneos que se ha asociado con riesgo de enfermedad cardiaca.

La combinación de la dieta vegetariana y una dosis de grasas monoinsaturadas «hizo exactamente lo que se deseaba» cuando se trata de los niveles de colesterol.

Eso, dijo Jenkis, es una buena noticia para las personas con colesterol alto «que quieren intentar primero con una dieta antes de recurrir a la medicación.»

Jenkins reconoció que, dado que los participantes del estudio siguieron una dieta vegetariana bien controlada, con los alimentos proporcionados por ellos, los resultados de las personas en el mundo real puede variar.

Sin embargo, también dijo que los componentes de la dieta de estudio debería ser relativamente fáciles de seguir.

Jenkins sugirió que las personas deben reemplazar algunos de sus hidratos de carbono refinados – como el pan blanco y los alimentos procesados – con grasas monoinsaturadas de las nueces, el aguacate y el aceite de oliva.

Pero las grasas no son una varita mágica, y en general los hábitos alimenticios son la clave. En este estudio, la dieta vegetariana incluye gran cantidad de fibra soluble para reducir el colesterol (10 gramos por cada 1.000 calorías) – que provienen de fuentes como la avena y el psyllium -, así como la leche de soja y alternativas a la carne a base de soja, almendras y margarinas que contienen esteroles vegetales, que puede ayudar a reducir el colesterol LDL.

La tradicional dieta mediterránea es rica en verduras, granos enteros, legumbres, frutos secos y aceite de oliva pero no es vegetariana. Debido a que contiene carnes rojas y productos lácteos y es rica en pescado presenta otros riesgos a la salud que se evitan con ulna dieta vegetarian o vegana.

El estudio fue financiado por el gobierno de Canadá y la cadena de supermercados canadiense Loblaws.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.