La carne y los lácteos aumentan riesgo de cáncer de la próstata

La carne y los lácteos aumentan riesgo de cáncer de la próstata

 

food-757827_1280-px_opt

 

Una investigación sugiere que comer carne y productos lácteos puede aumentar el riesgo de cáncer de próstata. Esta dieta aumenta los niveles de una hormona llamada factor de crecimiento tipo insulina-1 (IGF-1) que promueve el crecimiento celular.

Esta fue la conclusión de una investigación de la Universidad de Oxford que examinó los resultados de 12 estudios donde participaron un total de  9000 hombres.

Los investigadores encontraron que los hombres con altos niveles en la sangre de IGF-1 tenían hasta un 40% más de probabilidades de desarrollar cáncer de próstata que aquellos con niveles bajos. El estudio fue publicado en la revista Annals of Internal Medicine.

El IGF-1 juega un papel clave en el crecimiento y el desarrollo de los niños, niñas y adolescentes. En los adultos regula el crecimiento celular y la muerte, pero también puede inhibir la muerte de las células que han llegado al final de su ciclo de vida natural.

Alcance claro

El Dr Andrew Roddam, el investigador principal, dijo que no está claro el grado en que influyó en los niveles una dieta con IGF-1.

Sin embargo, dijo que  los niveles podrían ser hasta un 15% superior en personas que comieron mucha carne y productos lácteos.

El Dr Roddam dijo: «Hay una necesidad de identificar los factores de riesgo para el cáncer de la próstata, especialmente aquellos que pueden ser objeto de la terapia y / o cambios de estilo de vida».

«Ahora que sabemos que este factor está asociado con la enfermedad podemos empezar a examinar cómo la dieta y el estilo de vida puede afectar sus niveles y si los cambios podrían reducir el riesgo en los hombres.»

El Dr Roddam dijo que los niveles elevados de IGF-1 pueden, no sólo aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de próstata, sino también ayudar a la propagación de tumores.

La investigación muestra que las células alimentadas con IGF-1 crecen mucho más rápidamente.

Sin embargo, el Dr Roddam dice que no hay pruebas que sugieran que la medición del IGF-1 podría ser utilizada para desarrollar una nueva prueba para detectar el cáncer de próstata.

Cada año en el Reino Unido más de 34.000 hombres son diagnosticados con cáncer de próstata y alrededor de 10.000 mueren a causa de la enfermedad.

Lesley Walker, de la organización benéfica Cáncer Research de UK, que financió el estudio, dijo: «Si bien se han establecido factores de riesgo asociados con el cáncer de la próstata como la edad, historia familiar, y el origen étnico, no existen datos claros sobre los factores de riesgo modificables».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.