Propiedades de las Setas Shiitake y cómo cocinarlas

En Asia las conocen desde hace más de 2000 años como una de las más populares «setas medicinales». A través de la historia, las setas Shiitake, se han usado, con propósitos médicos, en la tradicional medicina oriental . En la comida saludable, son muy populares por su excelente sabor, sus valores nutritivos y por su protección contra las enfermedades del corazón, el colesterol y el cancer.

Las setas son hongos que tienen pie y sombrerillo. Las setas Shiitake son una muy buena fuente de tres minerales importantes de antioxidantes: el manganeso, el selenio y el zinc. También contienen algunos antioxidantes y fitonutrientes inusuales. Hay cientos de estudios de laboratorio que documentan claramente las propiedades medicinales de las setas Shiitake.

Apoyo Inmunológico

Numerosos investigaciones han demostrado la capacidad de las setas Shiitake para ayudar a prevenir la excesiva actividad del sistema inmunológico. Por otro lado, un número igual de estudios han demostrado la capacidad que poseen para ayudar, bajo ciertas circunstancias, a estimular respuestas del sistema inmune .

Prevención del cancer

Una de las áreas de especial interés de apoyo al sistema inmune implica su impacto en las células inmunes llamadas macrófagos. Entre sus muchas actividades importantes, los macrófagos son responsables de identificar y limpiar las células potencialmente cancerosas del cuerpo.

Los estudios encontraron que el lentinano, una potente proteína antifúngica que está presente en las setas Shiitake, tiene características que ayudan a la prevención de cáncer. Un estudio encontró un desarrollo más lento de los tumores más pequeños después del tratamiento oral con lentinano. También se encontró una reducción de los efectos negativos en la progresión del VIH y la capacidad de profileración de las células de la leucemia.

Los beneficios cardiovasculares

Estos se han documentado en tres áreas básicas de la investigación. La primera es la reducción del colesterol. La d-eritadenina (también llamado lentinacin o lentsine, y a veces abreviado como DEA) es uno de los nutrientes naturales más singulares de las setas Shiitake que en repetidas ocasiones se ha demostrado pueden ayudar a reducir el colesterol total en la sangre.

Los más famosos componentes inmunes en las setas Shiitake son sus polisacáridos. Estas son moléculas, de gran tamaño, de carbohidratos compuestos por muchos azúcares diferentes, dispuestos en cadenas y en ramas. Los polisacáridos de los Shiitake pueden ayudar a reducir los niveles totales de colesterol.

Una de las mejores maneras para reducir nuestro riesgo de estrés oxidativo crónico es el consumo de una dieta rica en nutrientes antioxidantes.

En la cocina

Comparados con otras setas, los Shitakes tienen un sabor más robusto. A veces es posible utilizar sólo la mitad de las setas requeridas en una receta y se mantiene el buen sabor. Puesto que son una poderosa fuente nutricional, los Shiitake son un gran sustituto de la carne.

Cómo comprarlos y almacenarlos

Seleccione las setas que tienen bordes firmes, regordetes, impecables y limpios. La parte inferior de la seta debe ser color blanco-crema. Evite las que están arrugadas o que muestran puntos mojados o babosos.

Cuando se almacenan en el refrigerador en una bolsa de papel cerrada, las setas Shitake se mantienen frescas hasta por 14 días. Estas necesitan respirar y si se almacenan en plástico, se ponente babosas.

Preparación

La mejor manera de limpiarlas es con un paño o papel toalla ligeramente húmedo. Las setas son muy porosas y si se exponen a demasiada agua absorberán los líquidos y se empaparán . No limpie las setas hasta que esté listo para usarlas.

Congelación

Las setas frescas crudas no se congelan bien, pero una vez que estén cocidas, se pueden congelar. Limpie, corte, rebane y saltee las setas en aceite y luego enfríe a temperatura ambiente. Envase las setas en recipientes herméticos de ½ taza o 1 taza y congélelos. Descongélelas en el refrigerador antes de usarlas.

Para asarlas

Precaliente el horno a 450 grados. Ponga las setas en una sola capa sobre una placa para horno grande. Rocíelas con aceite y espolvoreé con los condimentos: revuelva para cubrir. Volteé de vez en cuando, hasta que estén tiernas por unos 15 minutos.

Este artículo de micocinavegetariana.com es sólo para fines informativos y no debe ser tomado como un sustituto del consejo, diagnóstico y tratamiento de un médico o profesional de la salud.

 

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.